Esperanza en medio del caos

Es fácil ser consciente de algo cuando ocurre cerca de nosotros, y también es fácil no serlo cuando ocurre lejos. Eso no quiere decir que no ocurra.

Parece que hoy en día con lo que está pasando en Ucrania somos más conscientes de las terribles consecuencias de una guerra. No es que sea una novedad, pero nos toca más de cerca. Además, hay amenazas reales. Todos estamos alerta. Se ve incluso en los supermercados como mucha gente compra con preocupación, se aprovisiona “por si”…

Ha habido ya tantas guerras, que no podemos saber cómo de cerca nos encontramos del final de todo, del apocalipsis. Pero una cosa sí sabemos, cada vez estamos más cerca.

Estamos viviendo cada vez más tipos de crisis a la vez, y una tras otra, y da la impresión de que ya queda menos. Por un lado, asusta, da miedo… es normal, pero… ¿sabes qué? por otro lado podemos tener tranquilidad, porque todo está escrito, el final está escrito en la Biblia.

Sabemos que Dios vence al mal. Sabemos que un día ya no habrá más dolor ni sufrimiento, y habrá por fin verdadera paz.

“Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más” Apocalipsis 21:4 NTV

En medio del caos podemos tener esperanza, cree que esto es posible, Dios tiene todo bajo control. Solo cree, confía en Él.

Keila Vila