UNA “VACUNA” ESPECIAL

¡Por fin han llegado las vacunas contra la Covid 19! Muchos respiramos aliviados y las vemos como una forma de reducir el sufrimiento que está produciendo esta pandemia a nivel mundial. Ahora hay un gran despliegue logístico para repartir las dosis y que lleguen a cada grupo de población.

Esto me ha hecho recordar una historia curiosa de cómo llegó la vacuna de la viruela a América. Se tenía la vacuna, pero no había forma de conservarla durante un viaje tan largo. Así que se organizó “la real expedición filantrópica de la vacuna” o “expedición Balmis” que consistió en llevar a 22 niños huérfanos que fueron los portadores en vivo de la vacuna. El 30 de noviembre de 1803 salió la corbeta María Pita del puerto de A Coruña y durante el viaje se vacunó a los dos primeros niños. Después, con el líquido que se extraía de sus pústulas se vacunaban a los dos siguientes y así hasta que llegaron a América. La expedición fue un éxito y muchas personas salvaron sus vidas gracias a esos niños.

En la Biblia también tenemos un ejemplo de Alguien que pasó una “enfermedad” para salvar a la humanidad. Esa persona es Jesús, el Hijo de Dios, y la “enfermedad” es el pecado, la maldad que está en nosotros. Jesús en la cruz se dejó “infectar” por el pecado y con su muerte y resurrección consiguió el antídoto para nosotros. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” (Isaías 53:5)

¿Aceptarás el perdón que Dios te ofrece? ¿Te quieres “vacunar”?

María Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *