Jesús resucitó, ¿y ahora qué? | Marcos 16:9-20 | Pedro Crenes

El evangelio de Marcos termina con un pasaje glorioso que nos invita a reaccionar ante el hecho de la resurrección. El cristiano no puede caminar por su vida como si su Salvador permaneciese enterrado. La resurrección, hecho fundamental del Evangelio, tiene que ser creído, proclamado y aplicados sus beneficios a nuestra vida espiritual. Marcos 16:9-20 nos invita a vivir de una forma activa la resurrección de Jesucristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *