Eclesiastés 1:12-2:26 | Dejemos de correr tras el viento

¿Te sientes “corriendo tras el viento”?

¿Estás queriendo alcanzar algo pensando que eso llenará tu vida?

Tras el periodo de investigación el autor concluye que todo lo que probó termina en vacío, no le puede llenar realmente. Ni placer, ni posesiones, ni lujos, ni consumo de sustancias, ni el trabajo, ni la música… nada de nada de las cosas que hay bajo el sol, pueden llenarme plenamente. Todo se vuelve un absurdo y pura ilusión.

No vamos a encontrar el sentido profundo de la vida en esta tierra, por muy atractiva que sea.

El autor de este libro nos está ahorrando sufrimiento si tomamos nota.

Por Esteban Figueirido